Cada orgasmo es una experiencia única y diferente, partiendo de esta premisa, la autora nos explica las diferentes fases, tipos y beneficios que tiene el orgasmo femenino.
Un artículo muy interesante y muy recomendable de “En suelo firme.

¿Quieres saber por qué el orgasmo es uno de los mejores ejercicios de suelo pélvico que puedas realizar para el fortalecimiento de esta musculatura?

¿Sabes que el orgasmo es uno de los ejercicios de suelo pélvico que más se recomiendanpara evitar, por ejemplo, la atrofia vaginal en la menopausia o tras una histerectomía?

Si quieres descubrir los cinco principales beneficios y el círculo virtuoso que el orgasmo supone para tu suelo pélvico, sigue leyendo.

EL ORGASMO.UNO DE LOS MEJORES EJERCICIOS DE SUELO PÉLVICO.

Hoy no vamos a hablar de sexualidad, concepto mucho más amplio que el “simple” orgasmo, ni cómo las experiencias personales, la educación, las convicciones religiosas o sociales y los mitos nos influyen positiva o negativamente a la hora de disfrutar de uno de los instintos más íntimos y básicos que poseen la mayoría de seres vivos.

Hoy vamos a hablar sólo del orgasmo, de cómo se produce, si hay o no diferentes tipos, qué efectos provoca y qué beneficios aporta para ser considerado uno de los mejores ejercicios del suelo pélvico de la mujer.

QUÉ ES EL ORGASMO

El orgasmo es una experiencia subjetiva que varía según cada persona y, en una misma persona, según cada momento.

Hay orgasmos que suponen un breve momento de placer y otros que pueden llegar a erizar todos los poros de nuestra piel y llevarnos casi hasta el desmayo.

Cada orgasmo es una experiencia única y diferente.

Si tuviéramos que dar una definición genérica, ésta podría ser la de una experiencia sublime y temporal de intenso placer no sólo físico, sino también mental y emocional, que llega a alterar el estado de conciencia.

El denominado ciclo de respuesta sexual humana fue acuñado por primera vez por Virginia E. Johnson y William H. Masters.

Si, los mismos de la serie Masters of Sex.

Según estos investigadores, el proceso del orgasmo sigue las siguientes fases:

FASE DE EXCITACIÓN

En esta fase, que puede extenderse durante largos minutos, se produce un considerable aumento de la circulación sanguínea y la presión sobre los tejidos de la vagina, el clítoris y los labios menores, haciendo que éstos aumenten en tamaño y se incremente la lubricación de las paredes vaginales.

FASE DE MESETA

Esta es la fase de mayor excitación y tiene un interés especial para los músculos del suelo pélvico.

Denominada por Johnson y Masters también como “plataforma” es la etapa en la que se alcanzará un punto de no retorno que conducirá irremediablemente al orgasmo.

En esta fase, el clítoris está muy sensible, las glándulas de Bartolini o glándulas vestibulares mayores están aumentando considerablemente la lubricación que producen y las paredes de la vagina se ensanchan debido al aumento de la presión sanguínea, aunque su diámetro se estrecha.

El estrechamiento de la abertura de la vagina se produce como consecuencia de la tensión del músculo pubococcígeo (el que entrenamos principalmente cuando realizamos ejercicios de Kegel) en este momento de excitación.

Los beneficios sexuales de tener un músculo pubococcígeo en forma consisten, en primer lugar, en que este es uno de los músculos que se contraen rítmicamente durante el orgasmo y cuando se encuentra debilitado o hipotónico (tras un parto traumático, por ejemplo) provoca un descenso en la sensación de orgasmo.

Con lo cual, si este músculo está en forma producirá un mayor número e intensidad de contracciones y, en consecuencia, disfrutaremos de una sensación placentera mucho más intensa.

Por otro lado, en una relación coital, el cierre vaginal, que provoca la tensión de este músculo cuando se encuentra excitado, hace que la fricción de las paredes vaginales con el pene sea mayor, con lo que habrá una mayor sensación y más posibilidades de llegar al orgasmo más rápida y fácilmente.

Así, el incremento de la circulación sanguínea, el aumento de la lubricación y la tensión adecuada del músculo pubococcígeo son factores que inciden directa y positivamente sobre la salud de los tejidos y músculos de nuestro suelo pélvico.

FASE DE ORGASMO

Como decíamos antes, es una fase totalmente personal, subjetiva y única, que varía en cada persona y cada vez que se produce en una misma persona.

FASE DE RESOLUCIÓN, LA “PETITE MORT”

En la fase postorgásmica los músculos se relajan y la presión sanguínea desciende provocando un estado de somnolencia o leve desvanecimiento de la conciencia, que los franceses denominan la pequeña muerte, la “petite mort”.

En esta fase, con la excitación adecuada la mujer es capaz de encadenar un orgasmo tras otro, al contrario que le ocurre al hombre.

Uno de los mejores ejercicios de suelo pélvico recomendado en la menopausia o tras una histerectomía es el orgasmo.

TIPOS DE ORGASMO

Mucho se ha hablado y, por lo que observamos, se seguirá hablando del orgasmo femenino a lo largo de la historia.

A mediados del siglo XIX el uso terapéutico del orgasmo para aliviar los síntomas de la histeria femenina se popularizó, pero durante siglos, en algunas culturas como en la Roma Clásica se negó reiteradamente este placer a la mujer.

Aunque no hace falta remontarnos a siglos atrás en la Historia.

Actualmente en España hasta un 40% de las mujeres ha sufrido anorgasmia en algún momento de su vida e incluso un 10% de ellas reconocen que nunca han experimentado un orgasmo.

Constantemente estamos viviendo campañas que organizaciones como la ONU Mujeres están llevando a cabo para acabar con la violencia contra las mujeres que, por supuesto, tiene un fondo de violencia y discriminación sexual.

Y los datos que se manejan no sólo se refieren a países con políticas extremistas o con tradiciones absolutamente inhumanas, sino que incluso en los países occidentales, europeos o americanos, este tipo de discriminación y violencia sexual está a la orden del día.

Pero ¿qué dicen los investigadores sobre los diferentes tipos de orgasmo?

Pues a día de hoy no hay precisamente un consenso, sino que la eterna polémica sigue más de actualidad que nunca.

Durante siglos se ha especulado con la posibilidad de que existan dos tipos de mujeres según el tipo de orgasmo que experimentan: la clitoridiana y la vaginal.

Y, aunque últimamente parece que la mayoría acepta que el origen del orgasmo se produce exclusivamente en el clítoris, no cesan de aparecer nuevas investigaciones que sentencian incluso que “el Punto G y el clítoris son términos del todo incorrectos” o que “el orgasmo vaginal no existe”.

Si es así y en efecto el orgasmo no se produce exclusivamente vía vaginal, ya que sólo su primer tercio tiene terminaciones nerviosas, no habría motivo para frustrarse si no se alcanza sólo a través del coito, al contrario de lo que nos hacen creer los mitos y lo que nos vende el cine.

Pero ¿realmente existe un orgasmo vaginal diferente de un clitoridiano, un anal, un uterino, etc.?

En mi humilde opinión y sin ser ninguna experta en este tema, pienso que el orgasmo se alcanza en la mente de cada persona y dependiendo de cada circunstancia física, mental y emocional y de qué parte erógena del cuerpo se excite, se conseguirá el tan ansiado clímax, solo o en compañía.

En cualquier caso, siempre está bien que se investigue y se aporte rigor sobre la salud y la sexualidad, así que seguiremos esperando conclusiones más claras al respecto del tipo de orgasmos que existen, si es que realmente hay diferentes tipos.

BENEFICIOS DEL ORGASMO

MULTITUD DE BENEFICIOS EMOCIONALES

Los beneficios emocionales que produce el orgasmo están comprobados.

El aumento de la oxitocina, hormona responsable de la felicidad, y otras hormonas como la dopamina o las endorfinas generan una sensación de placer, alegría y bienestar.

COMBATE EL ESTRÉS

Esas mismas hormonas que se liberan durante el orgasmo, principalmente la oxitocina, son las responsables de la relajación y la eliminación de tensiones y estrés.

REFUERZA EL SISTEMA INMUNITARIO

Hay estudios que sostienen que los niveles de inmunoglobulina se elevan cuantos más orgasmos se tengan y otros que confirman que las mujeres que tienen una vida sexual activa mantienen en mejor estado su microbiota vaginal.

¿POR QUÉ EL ORGASMO ES UNO DE LOS MEJORES EJERCICIOS DE SUELO PÉLVICO?

1. MAYOR CIRCULACIÓN SANGUÍNEA Y LUBRICACIÓN

Además de todos los beneficios anteriores, ya hemos visto cómo solamente en la fase de excitación ya se produce una mayor irrigación sanguínea, una mayor lubricación de los tejidos y la musculatura del suelo pélvico, lo cual revertirá positivamente en la calidad y salud de esta zona.

2. ENTRENAMIENTO DEL MÚSCULO PUBOCOCCÍGEO

La tensión del músculo pubococcígeo que se produce en esa misma fase, sin haber llegado aún al orgasmo, hace de entrenamiento de este músculo.

El fortalecimiento de este músculo producirá orgasmos más intensos con contracciones más rápidas e intensas de la zona pélvica.

Durante un orgasmo intenso se producen de diez a quince contracciones por segundo, involuntarias y rítmicas, de los músculos del suelo pélvico, la vagina, el útero y el esfínter anal.

En un orgasmo moderado se producen de tres a cinco contracciones por segundo.

3. DISMINUCIÓN DEL DIÁMETRO VAGINAL

La excitación y el orgasmo son la manera más efectiva de cerrar la abertura vaginal que a veces, sobre todo después de un parto traumático, puede quedar más dilatada de lo normal debida a la hipotonía o falta de tono.

La reducción del diámetro vaginal que se produce con la tensión del músculo pubococcígeo provocará mayor fricción de las paredes vaginales con el pene lo cual facilitará e intensificará la sensación del orgasmo en una relación coital.

4. ENTRENAMIENTO DE LA MAYORÍA DE LAS FIBRAS DE LA MUSCULATURA DEL SUELO PÉLVICO

Es una de las pocas maneras de ejercitar el tono de la musculatura involuntaria (nada más y nada menos que el ¡¡80%!! de los tejidos que forman tu suelo pélvico son de este tipo), la que no se ejercita con los ejercicios de Kegel o contrayendo voluntariamente estos músculos.

5. EVITA LA ATROFIA VAGINAL O VAGINITIS EN LA MENOPAUSIA O TRAS UNA HISTERECTOMÍA

Es la primera recomendación para tratar de evitar la atrofia vaginal o vaginitis en la menopausia o tras pasar por una histerectomía, como puedes comprobar, entre otros sitios especializados, en The North American Menopause Society.

En definitiva, un suelo pélvico fuerte (¡OJO!: con la fuerza, el tono y la elasticidad adecuadas, ni más ni menos) favorece la intensidad de los orgasmos, el orgasmo es uno de los mejores ejercicios de suelo pélvico, cuantos más orgasmos disfrutes, su intensidad irá aumentando, cuanto más ejercites tu suelo pélvico con orgasmos, más intensos serán éstos…

Es decir, llevar una vida sexual activa supone ¡el perfecto círculo virtuoso!

Y recuerda que no estamos hablando de sexo en pareja, ni sexualidad, sólo nos referimos al orgasmo y para disfrutar del placer íntimo y personal de un orgasmo y de sus beneficios, no tener pareja no es una excusa válida.

Nunca es tarde para aprender a disfrutar y no tener pareja no significa tener que dejar de hacerlo, así que,

¿A qué esperas para gozar de una vida saludable y placentera plena de orgasmos?

Envía tu opinion