La terapia de pareja es una herramienta útil. Las relaciones de pareja son más complejas de lo que nos imaginamos, en la fase de enamoramiento nos sentimos conectados y todo parece encajar, sin embargo, a medida que se va desarrollando la relación pueden aparecer cambios que nos hacen vislumbrar posibles pérdidas y no siempre posibles ganancias.

Probablemente una serie de preguntas sin respuestas definidas nos dejaran un mal estar y nos adentramos en un mar de dudas.

  • ¿Por qué ya no siento lo mismo que antes?
  • ¿Por qué discutimos tanto?
  • A pesar de tener a mi pareja al lado, ¿Por qué me siento tan solo/a?
  • La comunicación entre nosotros se ha vuelto tan difícil, ¿Por qué ?

Una finalidad de la terapia de pareja es dar luz mediante una serie de herramientas, y así, poder construir una relación sana. Debemos recordar que el amor no lo encontramos por azar, sino que lo construimos a base de desarrollar inteligencia emocional, empatía y buena comunicación.

La psicología, como ciencia que estudia la mente, propone varios enfoques para mejorar o recuperar una relación de pareja:

  • 1 – Terapia de pareja psicodinámica
  • 2 – Terapia de pareja sistémica
  • 3 – Terapia de pareja cognitivo-conductual
  • 4 – Terapia de pareja humanista
  • 5 – Terapia de pareja constructivista
  • 6 – Terapia de pareja breve centrada en soluciones

El psicólogo escogerá aquella que mejor se adapte a la pareja. Como profesionales de la psicología es muy importante adaptar las diferentes metodologías y herramientas a la idiosincrasia de cada persona.

Siete reglas de Oro para vivir en pareja

John M. Gottman en el libro “Siete reglas de Oro para vivir en pareja, un estudio exhaustivo sobre las relaciones y la convivencia” nos propone una serie de ejercicios para reconducir la relación de pareja.

¿Por qué fracasan la mayoría de las terapias de pareja?

El investigador explica cómo es capaz de predecir el divorcio de una pareja con una precisión del 91%.

Según John M. Gottman, gracias a la observación y estudio pudo descubrir que algunas técnicas, como la escucha activa aplicada en terapia individual, por Carl Rogers, no daba los resultados esperados.

Esta consistía en responder sin emitir juicios, “lo que requiere realizar una gimnasia emocional de categoría olímpica”. Cuando la relación está pasando por una crisis, sea la que sea, no se puede pedir este sobre esfuerzo.

Cierto es que cuando una pareja discute de forma más “agradable”, se reduce el nivel de estrés, pero no es suficiente para “arreglar” el o los problemas de fondo.

Rompiendo mitos

Gottman, en su libro rompe con varios mitos, entre ellos:

  • La resolución de conflictos hace funcionar a una pareja.
  • Los intereses comunes mantienen unida a la pareja.
  • Ha de evitarse el conflicto para no arruinar la relación de pareja.
  • La infidelidad es la causa principal de divorcio.

Nos propone un nuevo enfoque.

Relaciones de pareja que necesitan terapia

El autor nos da una seria de pautas para predecir una relación de pareja insalvable:

Primera señal, los planteamientos violentos.
Segunda señal, los cuatro Jinetes.

  • Las críticas, diferenciando la queja de la crítica, esta última se centra en la culpa y la difamación.
  • El desprecio, como el sarcasmo, el escepticismo aumentan el conflicto en
  • lugar de favorecer la reconciliación.
  • La actitud defensiva, en realidad es un modo de culpar la pareja.
  • La actitud evasiva, el encerrarse para evitar las peleas.

Tercera señal, sentirse abrumado crea indefensión.
Cuarta señal, el lenguaje del cuerpo, el estrés.
Quinta señal, intentos de desagravio rechazado, no poder reconciliarse.
Sexta señal, malos recuerdos, quedarse inmerso en la negatividad. Precepción distorsionada.

Si no se actúa ante estas señales, la pareja llegará a las cuatro etapas finales de la relación y a la separación emocional:

  1. Considerar que los problemas son graves.
  2. Cada uno intenta solucionar los problemas a solas.
  3. Se empieza a llevar vidas separadas.
  4. Se siente solitud.

¿Cómo reconducir una mala relación de pareja?

Gootman, a partir de sus estudios establece 7 principios para reconducir el curso de la relación, junto con una serie de ejercicios para integrarlos.

Advierte que para ello es necesario conservar el cambio que se produce:

  1. Mejorar tus mapas de amor. detallado. El mapa de amor es esa parte de la mente donde almacenamos toda la información relevante sobre la vida de nuestra pareja.
  2. Cultivar el cariño y la admiración, son el antídoto contra el desprecio.
  3. Acercarse al otro. Solemos ignorar las necesidades emocionales de nuestra pareja por descuido, no por malicia. Ha de recuperarse la cercanía.
  4. Deja que tu pareja te influya. Aprender a ceder.
  5. Resuelve los problemas solubles, aquellos que tienen solución, pero no se solucionan. “No dejes que el sol se ponga en tu ira”
  6. Salir del estancamiento. Pasar del estancamiento al dialogo.
  7. Crear un sentido de trascendencia. “Dejar de ser compañeros de piso que se acuestan juntos”.

¿Cómo nos puede ayudar la psicología?

La crisis de pareja es la punta de iceberg y para llegar al fondo es necesario sentirse acompañado y guiado por profesionales de la psicología.

Como ya he comentado el trabajo del psicólogo es, mediante una terapia de pareja  integrativa, buscar los métodos y herramientas más adecuadas para cada pareja.

Desaprender la manera cómo se aprendió a resolver conflictos en el pasado, aprender a negociar, a comunicar mejor los sentimientos y necesidades.

Es básico aumentar la confianza, la comunicación efectiva, ¡estar conectado con uno mismo y saberlo compartir con el otro!

Join the discussion 2 comentarios

Envía tu opinion