Testimonios

Aquí encontraréis algunas opiniones y comentarios de personas que han pasado por mi consulta y han querido dejar constancia de su experiencia.
Gracias a todos, se que no siempre es fácil dar a conocer nuestras historias y vivencias.

*Si quieres compartir tu experiencia, envía tu escrito por e-mail a: testimonios@emmaribas.com

Vaig fer el programa de mindfulness que imparteix l’Emma, convençuda que havia de canviar el xip, calmar-me i no deixar-me arrossegar per la feina, que és el que he estat fent durant més de 20 anys.

Un projecte nou del despatx em va paralitzar. Veia clar que havia de canviar i necessitava eines. No tenia dubte que sola no me’n sortiria.
L’objectiu inicial del curs el vaig assolir bastant acceptablement (vaja crec!), intentant convertir els problemes en reptes. He substituït preocupació per feina i crec que sóc més eficient. Tinc un llarg camí al davant però em sento encarrilada.

La sorpresa ha vingut amb els efectes col·laterals del mindfulness en altres àrees del dia a dia. De la que gaudeixo més és de la manera que faig esport ara.

Els caps de setmana, quan sortia a córrer no em sentia estressada, però en certa manera corria tal com corro a la feina, contra el rellotge, contra mi mateixa. Ara combino la meditació i el running. He redescobert la carretera de les aigües, la muntanya, els ocells, els arbres tan alts que filtren la llum, la gent que passa pel teu costat. Medito 20 minuts i corro 45 minuts, finalitzant amb atenció a la respiració o escales 5 minuts. Ara estic provant canviar l’ordre perquè meditar abans et baixa una mica els biorritmes i costa córrer. Són moments de felicitat que m’han obert els ulls a una activitat que feia com un robot. Ara la gaudeixo i és com si fos la primera vegada. Això de veure les coses amb la ment del principiant, funciona!!

El curs de mindfulness no és un curs de miracles, així que està clar que sense pràctica tornaré a estar com abans. Però quan descobreixes que pots viure d’una altra manera, ja no vols tornar enrere.

Carme, Mindfulness

Te estoy muy agradecido Emma.

Fuimos a tu consulta porque quería dejar a mi mujer ya que me fue infiel con su ex-amante.
No es fácil de entender ni de explicar. Ella me quería, eso nunca lo he dudado, pero no podía romper una relación que había tenido antes de conocerme y que la había destrozado.
Cuando la conocí me explicó que por culpa de haber amado a un hombre casado cayó en una depresión. En aquellos momentos parecía que aquel tema formaba parte de un pasado lejano. Nos enamoramos , nos casamos y tuvimos nuestros dos maravillosos hijos, pero nuestros trabajos y el día a día fueron relajando y enfriando nuestra relación. Un día descubrí su infidelidad y mi primera reacción fue abandonarla, pero ella (ahora veo que acertadamente), me pidió que fuéramos a ver a Emma.
Mi primera sorpresa fue darme cuenta de que la infidelidad de mi mujer era solamente la punta del iceberg, debajo se escondían los verdaderos problemas. Yo la había dejado de lado, no le había dado importancia a nuestra falta de relaciones íntimas y además ella necesitaba realmente resolver su fijación hacía las relaciones tóxicas.
Ella tuvo que empezar de nuevo, entender por qué buscaba relaciones de este tipo , reconocerlas para no caer en su trampa y yo, por mi parte, cuidé la relación y aprendí a escuchar, al mismo tiempo que ella aprendía a ser transparente.
Gracias a todo ello, al tratamiento, hemos creado una nueva relación mucho más sana.
Gracias Emma

Manel y Judith – TERAPIA DE LA INFIDELIDAD

Manel y Judith

Fui a terapia porque no era capaz de encontrar a un hombre que me hiciera sentir respetada.
Mi padres se divorciaron cuando era muy jovencita y pronto fui a vivir sola, aunque seguía trabajando en la empresa de mi familia. Está unión y al mismo tiempo separación con mi familia nos hacía sentir muy inestables tanto a mí como a mi hermano y por eso desde hacía varios años estábamos los dos haciendo terapia con otro psicólogo, de manera que fui a visitarme con Emma,  solo para que me ayudara a buscar una pareja adecuada.
Con ella me di cuenta que no podía ser respetada si no empezaba respetándome a mí misma y que para ello había de romper con el ambiente tan perturbador que había en el trabajo ya que mi padre era mi propio jefe. Casi sin darme cuenta entendí que la relación con él estaba llena de abusos.
Así que dejé el trabajo, enfrié la relación con mi familia y empecé a renacer. Ahora tengo novio, mi propia empresa y nuevas amistades.
¿Que más podría pedir?

Gracias Emma, te debo muchísimo.

Yolanda- TERAPIA INDIVIDUAL

Yolanda

Me llamo Ester y tengo 47 años

Estoy muy agradecida a la Dra Emma Ribas.
Acudí  a su consulta por problemas con mi libido, tenía claro que quería a mi compañero, pero hacía unos cuantos años que las relaciones sexuales me resultaban poco excitantes, algo en mi interior no cuadraba.
Con ella descubrí que el problema no estaba en mi apetito sexual , sino en todas aquellas “cosas” que a lo largo de mi vida fui amontonando y escondiendo ya que mi padre abusó sexualmente de mí.
No quise que aquello me afectara y obligué a mi mente a olvidar, pero mi cuerpo no lo hizo. La culpa, el miedo, el apego, la vergüenza, la falta de autoestima, estaban escondidos detrás de mi problema.
Con paciencia y ternura y desde el amor, la Dra. Emma me enseñó a reconocer cada uno de mis sentimientos pudiendo trabajarlos a través del entendimiento, perdiendo por el camino la culpa, la vergüenza y el apego y ganando a la vez autoestima y control.

Ahora mi sexualidad y apetencia son sanas.

Gracias Emma

Ester – TERAPIA SEXUAL

Ester

Soy María,

Descubrí que mi marido me era infiel y como siempre había estado muy enamorada de él, fui a la Dra. Emma para solucionar este tema.
El caso es que en cada sesión fuimos descubriendo más infidelidades, hasta darnos cuenta que él era adicto al sexo. También descubrimos que su padre seguramente tenía el mismo problema.
A mí me era imposible soportarlo, veía ante mí a un hombre diferente del que yo había conocido y amado y finalmente nos separamos.
Ahora tenemos una buena amistad, él se está tratando de su adicción y yo ahora me siento libre y mucho más tranquila. No tengo que controlar ni desconfiar de nadie.

Gracias Dra. Emma, sin tu ayuda seguiríamos en un espiral de reproches.

María-TERAPIA DE PAREJA

María

Mi marido y yo llevábamos cinco años intentando tener un hijo. Fuimos a la Dra. Emma para que nos ayudara a aceptar la imposibilidad de tener un hijo biologico y para rebajar todas las tensiones que se fueron creando a lo largo de los diferentes procesos que tuvimos que sufrir.
Para el proceso de recuperación la Dra.Emma nos hizo repasar todo lo que habíamos vivido y nos dimos cuenta de que no habíamos pasado por la fase de duelo.
Nos dimos permiso  para sentir la tristeza que nos provocó la perdida de nuestra niña en mi 5º mes de gestación. Ambos lo lloramos y lo hablamos, hasta que nos sentimos recuperados.
A partir de entonces nos sentimos fuertes para volver a probar con la inseminación y ahora ya somos tres en casa.
Te estaremos eternamente agradecidos.

Carlos y Montse – PSICOLOGÍA PERINATAL

Carlos y Montse

Hola, soy Alicia,

No encontraba pareja y a mis treinta y algo me empecé a desesperar.
Soy licenciada y respetada en mi trabajo, me hace sentir independiente, autónoma y responsable de mis decisiones. Todo en mi vida estaba controlado.
Reconozco que soy atractiva y muy social, pero a la hora de escoger pareja, solo sabía atraer a hombres que me trataban sin ningún tipo de respeto.
Empecé a utilizar las redes sociales para “filtrar” mi mala suerte, pero no mejoró; tras cada encuentro sentía una sensación de abandono y total frustración y cada vez buscaba más y más.
Mi falta de control por la evidente obsesión en la que caí empezaba a afectar mi vida laboral. Fue entonces cuando mi mejor amiga me recomendó a la Dra. Emma.
Ella me ayudó a darme cuenta de porqué no encontraba pareja: mi patrón era mi padre, un bebedor empedernido y marido infiel que nos trataba a mi madre y a mí sin ningún tipo respeto.
Después de hacer Coaching con Emma pude dejar las redes sociales, el salir por las noches a la búsqueda de hombres tóxicos y también aprendí a centrarme en mí misma.
Todavía no tengo pareja, pero ahora ya no tengo prisa. Ya no necesito buscar.

Alicia- COACHING PARA SINGLES

Alicia